“Permanezcamos en el presente” Boletín Nº8

CONTENIDOS:
“La Frase de Hoy”:

“La felicidad no depende de lo que uno no tiene, sino del buen uso que hace de lo que se tiene”
Thomas Hardy

“Tema destacado”:

“PERMANEZCAMOS EN EL PRESENTE”

“Vivir en el aquí y ahora” no es un juego inventado para evitar el pasado o el futuro. Se trata de disfrutar cada momento.
Cuando estemos tomando el desayuno, tengamos nuestra atención solamente enfocada en el calor, el gusto, el aroma, en cómo hace sentir a nuestro cuerpo.

Cuando estemos conversando con alguien, tengamos toda nuestra atención enfocada enteramente en lo que la persona está diciendo – no en lo que querríamos que dijera o en lo que tenemos que hacer en 5 minutos o dentro de dos horas.
Dispongamos de un día haciendo espacio. Recorramos la casa y vaciemos los armarios. Regalemos o separemos las cosas que realmente no necesitamos o que no nos dan verdadero placer.
Vale la pena poner en práctica esto. Es notable cuánto bien nos hacen a pesar de su aparente sencillez. Las mujeres estamos expuestas a presiones externas e internas … las madres, amas de casa, profesionales o no … todas nos sentimos obligadas a dar lo mejor de nosotras en todo momento.
La próxima vez que suene el teléfono, en vez de “saltar” para atenderlo en el primer ring, dejémoslo sonar por los menos 3 veces antes de atender. No nos preocupemos de que podamos perder un llamado importante. Si lo es, la otra persona esperará algunos minutos, o en su defecto dejará un mensaje… Y si no era un mensaje importante, ¿no es mucho mejor habernos tomado unos pocos momentos para respirar y relajarnos, en vez de alterarnos para atender a alguien que nos quiere vender un tiempo compartido? … Entonces, dejemos que el teléfono suene. Sonriamos, respiremos y disfrutemos de esos momentos extra que el teléfono nos regaló
Hoy, hagamos algo especial por alguien a quien amemos… un llamado telefónico, una tarjeta, un regalo pequeñito… Las cosas simples son las mejores
Tomémonos un tiempo en la naturaleza. Encontremos un lugar abierto, y vayamos a trotar o a correr. Luego, detengámonos, sentémonos y permanezcamos en quietud. Respiremos y solamente seamos concientes de qué tan bueno es estar vivas.
Tomémonos 20 minutos para comer un pan. Concentrémonos mientras comemos. Mastiquemos cada mordisquito tantas veces como sea posible. Respiremos y tomemos conciencia del sol brillando sobre el cereal, la lluvia, el abono, todo lo que tuvo que suceder para crear este pan y este momento que estamos experimentando. Encontraremos que es casi imposible pensar o preocuparnos por alguna otra cosa durante estos mágicos minutos.
Creemos un espacio privado solamente para nosotras en nuestro hogar. Este será un espacio que no compartiremos con nadie más. Pongamos algunas de nuestras cosas favoritas y decorémoslo con cosas que amemos. Vayamos a este sitio especial y sentémonos allí algunos minutos todos los días
Hoy, durante todo el día, o separemos las cosas que realmente no necesitamos o que no nos dan verdadero placer.
Regalarnos unos minutos diarios para nosotras mismas, no sólo nos va a hacer sentir mejor físicamente, sino también mental, emocional y espiritualmente.
Para reflexionar:
Aquí y ahora, tengo conciencia de…
¿De qué eres conciente ahora?
¿Siento…oigo……veo….pienso que?
“Una caricia para el alma”:

LA PESTAÑA DEL LOBO
de “Mujeres que corren con los lobos” Clarissa Pinkola Estés

“Si no sales al bosque, jamás ocurrirá nada y tu vida jamás empezará”.
-No salgas al bosque, no salgas -dijeron ellos.
-¿Porqué no? ¿Por qué no tengo que salir al bosque esta noche? -preguntó ella.
-En el bosque habita un enorme lobo que se come a las personas como tú.
-No salgas al bosque, no salgas, por lo que más quieras…
Pero, naturalmente, ella salió al bosque y, como era de esperar, se encontró con el Lobo, tal como ellos le habían advertido.
-Lo ves? Ya te lo decíamos -graznaron.
-Eso es mi vida, no un cuento de hadas, zopencas -replicó ella. -Tengo que ir al bosque y encontrarme con el lobo; de lo contrario, mi vida jamás podrá empezar.
Pero el lobo que ella encontró, había caído en una trampa, se le había quedado la pata prendida de un cepo.
-¡Socorro, auxilio! ¡Ay, ay, ay! -gritaba el lobo-. ¡Socorro, ayúdame y te daré la justa recompensa! -añadió. (Porque eso es lo que hacen los lobos en los cuentos de esta clase).
-¿Y cómo sé yo que no me vas a hacer daño? -le preguntó ella, pues su misión era hacer preguntas-. ¿Cómo sé yo que no me matarás y me dejarás reducida a puros huesos?
-Mala pregunta -dijo el lobo-. Tendrás que confiar en mi palabra.
Y el lobo reanudó sus aullidos y lamentos.
¡Ay! ¡Ay! ¡Ay!
-Sólo hay una pregunta que merece la pena hacer, hermosa doncella, ¿Dóooonde está el almaaaaa?
-OH, lobo, voy a correr el riesgo. ¡Vamos allá!
Abrió la trampa, el lobo sacó la pata y ella se la envolvió con hierbas medicinales y plantas.
-OH, gracias, dulce doncella, mil gracias -dijo el lobo, lanzando un suspiro.
Pero, como había leído demasiados cuentos que no debía, ella exclamó:
-Bueno, ahora ya puedes matarme, anda, terminemos de una vez.
Pero no fue eso lo que ocurrió. En su lugar, el lobo alargó la pata y se la apoyó en el brazo.
-Soy un lobo de otro tiempo y lugar -dijo. Y, arrancándose una pestaña del ojo, se la entregó diciendo: -Úsala y procura ser sabia. De ahora en adelante sabrás quién es bueno y quién no lo es tanto. Mira a través de mi ojo y lo verás todo con claridad.
-Por dejarme vivir, te ofrezco vivir como jamás en tu vida has vivido.
Recuerda que sólo hay una pregunta que merece la pena hacer, hermosa doncella,
¿Dóoooonde está el almaaaaa?
Y así la doncella regresó a la aldea, alegrándose de estar viva. Y esta vez cuando ellos le dijeron, “Quédate aquí y cásate conmigo”, o “Haz lo que te digo”, o “Di lo que yo quiero que digas, pero que todo quede tan en secreto como el día en que viniste”, la doncella tomó la pestaña del lobo, miró a través de ella y vio sus motivos tal como jamás lo había visto.
Y la vez en que el carnicero pesó la carne, ella miró a través de la pestaña del lobo y vio que pesaba también su pulgar.
Y miró al pretendiente que le decía “Soy el que te conviene”, y vio que no le convenía para nada.
Y de esta manera y muchas más se salvó no de todas pero sí de muchas desgracias.
Pero además, con esta nueva visión, no sólo vio al astuto y al cruel sino que el corazón se le hizo inmensamente grande, pues miraba a las personas y las volvía a calibrar gracias al don que le había otorgado el lobo al que ella había salvado.
Y vio a los que eran verdaderamente buenos y se acercó a ellos; encontró a su compañero y permaneció a su lado todos los días de su vida; percibió a los valerosos y se acercó a ellos; captó a los fieles y se unió a ellos; vio perplejidad por debajo de la cólera y se apresuró a disiparla; vio amor en los ojos de los tímidos y se inclinó hacia ellos; vio sufrimiento en los callados y cortejó su risa; vio necesidad en el hombre sin palabras y le habló; vio fe en lo más hondo de la mujer que afirmaba no tenerla y se la volvió a encender con la suya.

Vio todas las cosas con la pestaña del lobo, todas las cosas verdaderas y todas las cosas falsas; todas las cosas que iban contra la vida y todas las cosas que iban a favor de la vida; todas las cosas que sólo podían verse a través de los ojos de aquel que pesa el corazón con el corazón, y no sólo con la mente.
Así descubrió que era cierto lo que dicen, que el lobo es la más sabia de las criaturas. Si prestas atención, el lobo cuando aúlla hace siempre la pregunta más importante, no dónde está el alimento más próximo, la pelea más próxima o la danza más próxima, sino la pregunta más importante para ver dentro y detrás; para sopesar el valor de todo lo que vive…
¿Dóoooonde estáaaa el almaaaaa?
¿Dónde está el alma?
¿Dónde está?
Sal al bosque, sal enseguida. Si no sales al bosque, jamás ocurrirá nada y tu vida no empezará jamás.
Sal al bosque, sal enseguida.
¡Sal al bosque, sal enseguida!
Ahora que sabes de que se trata te invitamos a tomar una elección:
a) Ser tu sola la que los lea…
b) Compartirlo con tus amigas…
Si optas por compartirlo simplemente haz “reenviar” y ellas al recibirlo te lo agradecerán (nosotras también).

Gracias por leer “PERFUME DE MUJER”
“Un espacio para crecer. Un tiempo para compartir”

Te deseamos que todo lo que generes a tu alrededor, ya sea en tu vida personal, profesional o laboral, sea con la alegría y el reconocimiento de que lo que sale de vos es lo más precioso, lo más valioso del mundo.

Silvia Brunacci           Patricia Bril
Psicólogas Sociales

Anuncios

4 Responses to “Permanezcamos en el presente” Boletín Nº8

  1. Marina dice:

    Estimadas Silvia y Patricia,
    Si bien no las conozco, y no se como fue que llegaron a mi correo, les agradezco de corazon, el trabajo que hacen y que esten cada tanto en mi pc, pues desde ahi comienza el recorrido de la transformaciòn que se porduce en mi al leerlas.
    cada boletin aporta a mi ser, en cada instante diferente de mis estados de animo, que rejuvenece y florece, despertando vida y alegria.
    Si estoy bien, me alegro aún más y si estoy en esos días donde todo esta gris, con sus mensaje, los colores toman vida.
    Me resulta excelente lo que hacen.
    agradezco inmensamente su generosidad y bondad, de compartir esto.
    Yo a la vez, lo comparto con amigas, y que ellas tambien agradecen esto.
    esta red, se logra, y es maravilloso.
    la proxima me gustaria aportar algo, para sumar.
    Un gran gran cariño.
    Marina.

  2. Marina dice:

    Estimadas Silvia y Patricia,
    Si bien no las conozco, y no se como fue que llegaron a mi correo, les agradezco de corazon, el trabajo que hacen y que esten cada tanto en mi pc, pues desde ahi comienza el recorrido de la transformaciòn que se porduce en mi al leerlas.
    cada boletin aporta a mi ser, en cada instante diferente de mis estados de animo, que rejuvenece y florece, despertando vida y alegria.
    Si estoy bien, me alegro aún más y si estoy en esos días donde todo esta gris, con sus mensaje, los colores toman vida.
    Me resulta excelente lo que hacen.
    agradezco inmensamente su generosidad y bondad, de compartir esto.
    Yo a la vez, lo comparto con amigas, y que ellas tambien agradecen esto.
    esta red, se logra, y es maravilloso.
    la proxima me gustaria aportar algo, para sumar.
    Un gran gran cariño.
    Marina.

  3. tiempodemujer dice:

    Hola, como estàn?

    Gracias por mandarme el boletìn, es muy interesante. Quiero comentarles que soy autora de un libro editada hace pocos meses y estoy haciendo distintas presentaciones. Es mi primer libro, ediciòn de autor y por consiguiente estoy recorriendo un camino a pulmòn pero por suerte al ser aprobado refuerza mi espìritu para seguir adelante. Hice ya algunas presentaciones en distintos lugares y me gustarìa programar otra.

    Les escribo para saber si les interesa comunicarse conmigo para que les explique de que se trata. El libro es un relato de bùsqueda interior. Si les interesa por favor màndenme un mail relacionado con este tema y luego les mandarè mi telèfono para hablar directamente. Estoy sola en èsto y por sus boletines veo que avanzan por un camino parecido al mìo. Juntos somos mas. Saludos Mariel Cezàn-

  4. tiempodemujer dice:

    Queridas Silvia y Patricia aca les mando dos poesías mas, frente a frente la asocie a el tema del ultimo boletín,que me pareció muy cierto. Como les dije la vez anterior, pueden hacer lo que deseen, guárdala o publicarla, un beso muy grande y gracias por ofrecernos este espacio

    SILUETAS

    Excitantes tardes

    tardes excitantes

    seguían sin cesar,

    dirigiendo,

    nuestras vidas

    taladrando

    sin cesar

    siluetas, nuestras siluetas

    agonizantes

    con lastimaduras excitantes

    entrelazamos nuestros cuerpos

    logrando la cura

    lamentando la cura

    dejando que la tarde excitante

    juegue con nuestras siluetas

    yo,tu,yo,tu,

    perdidos agonizantes

    siluetas,

    perdidas agonizantes

    eh excitación

    ninguna respuesta

    taladraste

    perdidas tardes

    recuerdos excitantes.

    FRENTE A FRENTE

    SENTADAS FRENTE A FRENTE

    DESCUBRIMOS ALGO NUEVO

    NUEVAS SENSACIONES

    MIRÁNDONOS FRENTE A FRENTE

    MIRÁNDONOS A NUESTROS OJOS

    VEMOS LA MISMA LUZ,

    EL MISMO COLOR.

    SENTADAS FRENTE A FRENTE,

    NOS ASUSTA NUESTRA SEMEJANZA,

    NOS PREOCUPA NUESTRA DEPENDENCIA.

    SENTADAS FRENTE A FRENTE

    DECIMOS LAS MISMAS PALABRAS

    OBSERVAMOS LAS MISMAS COSAS,

    LLORAMOS EN EL MISMO MOMENTO,

    REÍMOS AL MISMO TIEMPO.

    SENTADA, OBSERVO

    FRENTE A MI, UN ESPEJO

    QUE REFLEJA MI SOLEDAD.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: