Paradigmas Boletín Nº25

PERFUME DE MUJER… Nº 25  
El boletín de “Tiempo de Mujer”
“Un espacio para crecer. Un tiempo para compartir” 
El espíritu de este boletín de suscripción voluntaria es crear un espacio por el que transiten experiencias, tomándolas, transformándolas, desordenándolas, utilizándolas, pudiendo explorar y compartir de mujer a mujer, sentimientos, ideas y conocimientos acerca de los temas que nos ayuden a aumentar nuestros recursos y nuestros resultados personales.  
PARADIGMAS adelson.jpgadelson.jpg
Se llama paradigma al modo en el que una realidad concreta es interpretada y percibida por una persona determinada en un marco concreto. En nuestras vidas nos manejamos con infinidad de paradigmas o escenarios personales en los que nos movemos con mayor o menor conocimiento, y en base a los cuales tomamos nuestras decisiones. Si bien establecen unas pautas genéricas, también es cierto que son escenarios subjetivos.Las personas somos  distintas porque percibimos como diferentes idénticos hechos en la experiencia de la vida. Por ejemplo, darnos la mano para saludarnos tiene un significado en nuestra cultura; en otras culturas no tiene ningún sentido. En la India, una vaca es un animal venerado, en otro país, es un suculento candidato a ser cocinado. Ciertos gestos pueden considerarse una señal de educación y, en otro lugar, una desconsideración y un insulto. Para unos un determinado alimento es un manjar y para otros un postre.Los paradigmas son patrones, esquemas mentales que se basan en los conocimientos adquiridos y en la herencia cultural, no tienen por qué mantenerse válidos a lo largo del tiempo y ser definitivos, no son verdades universales, son sólo formas de conocer el mundo. “Nuestra noción más elaborada no es más que una impresión”.Nos movemos bajo paradigmas o escenarios en los cuales desconocemos todas las reglas o bien creemos erróneamente conocerlas. A veces, algunos elementos del escenario cambian sin ser advertido por nosotros y entonces nuestro comportamiento no se corresponde con las nuevas reglas; han cambiado elementos del entorno sin que nosotros revisemos y actualicemos la forma de comprenderlo. 
Justo cuando aprendí las respuestas, me cambiaron las preguntas” 
¿Estás dispuesta a cuestionar tus creencias? ¿Las cambiarías? 
Más sobre los paradigmas 
Manejamos infinitos patrones en nuestras vidas podríamos hacer interminables listas y todos tienen mucho que ver con cada modo particular de percibir la realidad. Un hecho es único, pero puede ser interpretado de muy diferente modo por dos personas distintas. Cada una maneja sus propios marcos de referencias, éstas dependen no solamente de consideraciones personales sino en mayor medida de aspectos culturales, religiosos, de las costumbres… Porque en la percepción, tanto o más importante que el suceso observado, cuenta: la imaginación, las circunstancias personales y los intereses propios. Si esperamos un bebé, es increíble ver cuántas mujeres lo esperan también; parece que el mundo está lleno de mujeres embarazadas. Si te rompes un brazo, es curioso comprobar cuánta gente enyesada hay en la ciudad. No tiene nada de extraño que nuestra percepción y atención estén tan comprometidas con las circunstancias personales.  “No vemos las cosas mismas, nos limitamos a leer las etiquetas pegadas sobre ellas”. René Magritte pintó en uno de sus más famosos cuadros una pipa, con una leyenda: «Esto no es una pipa». No mentía. Aquello sólo era un lienzo con la representación de la imagen de una pipa.   
Ante cada paradigma cabe preguntarse: ¿qué es entonces algo que puede «cambiar» tantas veces como observadores existan? Tal vez ¿múltiples realidades?
Realidad y percepción son las dos caras de una misma moneda. 
Cuadrar a martillazos 
Para solucionar nuestras contradicciones, a menudo intentamos hacer encajar las cosas manipulándolas según convenga. En el bien entendido de que cualquier gran ajuste siempre resulta menos incómodo que un pequeño cambio. A eso se le llama «hacer que las cosas cuadren a martillazos».
Todos tenemos nuestros propios paradigmas, y bajo el marco de referencia que establecen, afrontamos los problemas. El conflicto surge cuando personas distintas con paradigmas diferentes afrontan una misma situación; en este caldo de cultivo aparece el desacuerdo y tal vez el conflicto.
Cuando los problemas llegan a un punto muerto es necesario abordarlos con otro tipo de análisis.
Otra posibilidad es no reconocer los elementos que no encajan, y negarlos sin tenerlos en cuenta para evitar contradicciones. esta es la socorrida «técnica del avestruz». 
Pero existe una tercera posibilidad: cuestionar la validez del paradigma, aprender lo que no se sabe, y adecuarnos a un nuevo escenario para empezar de cero. Adoptando esta actitud es como la ciencia ha destruido los viejos patrones y ha aceptado otros nuevos por revolucionarios que pudieran parecer en un principio.
«Cuando los paradigmas cambian, el mundo cambia con ellos», en sentido contrario se produce un efecto también contrario: al limitar la percepción se inhabilitan nuevas soluciones a viejos problemas.
En nuestro mundo tal vez no queden muchas cosas por descubrir, pero sí muchas por comprender, y en la medida en que esto efectivamente se consiga viejas pautas podrán ser enterradas para dejar paso a nuevas ideas. Una actitud abierta a los cambios va a permitir nuevas perspectivas. Y ello será así siempre y cuando aceptemos que ningún cambio es una amenaza a lo que ya sabemos, sino progreso y el principio de lo que el hombre un día va a saber.Permítete entender los conflictos de otro modo. 
Los patrones erróneos. 
Tenemos modos de pensar, esquemas y patrones estereotipados tan comunes como en ocasiones erróneos.  
Las Generalizaciones.
Son un modo de manejar ideas arbitrarias, sin especificar ni concretar, en razón de no se sabe qué principios. Por ejemplo: «Nadie aprueba esta materia». «Todo el mundo quiere ir al Caribe.» «Siempre llueve en esa región.»…¿Es eso cierto; estás realmente segura? 
Las Presuposiciones.
Nos limitan el modo de percibir la realidad llenando la mente de espacios estériles al imponer un único matiz y rechazar todos los demás. Alpresuponer se «modifica» la realidad convirtiéndola en una caricatura de lo que es. Por ejemplo: «No soy lo suficientemente alta para ser modelo». “ ¿Y porqué no? 
Las Comparaciones.
Establecen juicios en base a referencias ilegítimas y malintencionadas. Peores aún son las comparaciones abiertas que silencian o carecen de un segundo elemento de comparación. Por ejemplo: «La mejor computadora». «Nadie ofrece más.»… ¿De cuáles, de quiénes? 
Los Prejuicios.
Parcelan la mente con fronteras inexistentes pero insalvables para el subconsciente. En lenguaje metafórico: determinan los lugares a los que nuestras posibilidades nunca acudirán. Con cada prejuicio cerramos una puerta. Por ejemplo: «La literatura infantil es un género menor». «Los electrodomésticos asiáticos son ineficaces.»¿Cómo lo sabes? ¿Lo has comprobado?  
La Nominalización.
Consiste en manejar palabras que difícilmente reflejan aquello que no puede ser descrito por el lenguaje. Desde luego, el apoyo de las palabras es muy útil; sin embargo, no podemos empeñarnos en «fotografiarlo» todo con ellas. Por ejemplo: «la inteligencia», «la soledad», «la timidez»…¿Necesitas un vocablo o una explicación?   
Las Autolimitaciones.
Se basan en asumir las incapacidades pasadas como permanentes. Justifican las carencias presentes por causa de errores del pasado, con lo que se consigue ahorrar el esfuerzo de superarse, pero también de mejorar. Por ejemplo: «Nunca supe hacerlo bien>. «No sirvo para los idiomas. «No reúno cualidades físicas suficientes.»…¿Lo has vuelto a intentar? 
La Autojustificación.
Consiste en encontrar razones a favor de cualquier causa, bajo la premisa de que siempre pueden encontrarse argumentos a favor de la más descabellada de las causas. Encuentra tú mismo un ejemplo, seguramente tendrás algunos.¿Pero tú lo crees realmente?    
Te invitamos que nos hagas llegar tus comentarios, preguntas, sugerencias, cosas que quieras compartir “todo se limita a tu propia imaginación”,  con el objetivo de brindarte en próximas ediciones del boletín aquello que sea de tu agrado y así poder dejar de lado ser solo  lectora para  ser participante activa.  
Gracias por leer
“PERFUME DE MUJER” EL BOLETÍN DE TIEMPO DE MUJER
Un espacio para crecer. Un tiempo para compartir” 
Te deseamos que todo lo que generes a tu alrededor, ya sea en tu vida personal, profesional o laboral, sea con la alegría y el reconocimiento de que lo que sale de vos es lo más precioso, lo más valioso del mundo. 
Silvia Brunacci                                  Patricia Bril
Psicólogas Sociales  
Anuncios

5 Responses to Paradigmas Boletín Nº25

  1. mara dice:

    Hola:

    Me gustó mucho este artículo, pero es muy largo y cansador leerlo en la pantalla. Me lo quiero imprimir para leer tranquila pero no pudo hacerlo… Me podrán mandar a mi mail una versión para imprimir?
    Gracias, Mara

  2. Carmen Massara dice:

    Hola chicas, la verdad que está bueno esto de tirar una palabra y hacete cargo. Bueno, un día escuché por la radio la palabra paradigma, yo supuse en ese momento que se refería a algo como misterioso, poco claro, no palpable, QUE NO ERA VISIBLE A LOS OJOS. En realidad lo relacioné más con la fe que con otra cosa. Para mi de eso se trata, es un misterio a revelar, por ejemplo en el diccionario dice: ejemplo, modelo. Es decir , para mí es un paradigma , una persona que sin haberla visto, o vivido esa época, forma parte de mi creencia, tomo su doctrina, y la sigo como discípula de esa realidad para mí creíble. Esto no quiere decir que voy a ciegas, se de donde procede, se cual es el objetivo, los medios para ir y las dificultades. Esto lo resume con Responsabilidad y vigilancia, es decir no me puedo distraer, tengo que estar con los ojos abiertos. Es tener los ojos abiertos y no distraerme, con voluntad operativa me permitirá no olvidar mi objetivo. Disculpen a veces me voy de mambo, pero creo que justamente el paradigma para mí es eso, algo no tangible, que yo no lo vi, pero sí lo vivo en mi ser, lo siento, creo y tengo fe en ello. Bueno chicas gracias, una vez más, me despierta las neuronas a la mañana temprano Tiempo de Mujer, y es todo un placer recibir esta propuesta, para mí es un verdadero desafío que me encanta transitar con Uds. Gracias y hasta la próxima.carmen.

  3. hilda dice:

    gracias!!!!!!!! por las publicaciones, son regalos para el alma.hilda

  4. hilda dice:

    Soy una docente, con años de actividad, y encuentro en la lectura, llana, espontanea , contenidos que enriquecen mi labor diaria.

  5. Maria Esther Giardinieri dice:

    Mujeres ,que alegria volver a recibir el Boletin,porque yo a mi vez lo reenvio a mas de diez compañeras y amigas o familiares,gracias, me agradaria participar de alguna reunion,saludos.-
    Beba

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: