CUATRO PLUMAS BLANCAS

 

 

Revisando mi biblioteca, encontré un libro que no recordaba.  Sus tapas eran negras, muy desgastadas, con una pluma blanca en su portada.

Comencé a hojear el libro, sus letras casi no se notaban, pero en mi recorrido por sus paginas, encontré cada diez hojas una pluma blanca, al igual que en la hoja diez remarcada una palabra, las cuales eran las únicas que se podían leer.

La primera palabra acompañada de la primera pluma blanca, era belleza.

A pesar de mi momento depresivo, sin casi salir, decidí hacerlo y encontrar no se en donde. La belleza.

Al salir, me encontré con un hermoso día soleado, comencé a caminar y vi. la belleza en las flores, en sus coloridos, en sus fragancias y los verdes árboles, donde el sol iluminaba sus hojas, resaltando aun más su belleza.

Regrese a mi casa, con una sonrisa dibujada en mi rostro.

Busque el Libro y en la pagina ya no estaba la palabra remarcada, ni la pluma, me quede muy sorprendida y fue al encuentro de la próxima palabra y la próxima pluma.

La segunda palabra remarcada, era Bondad, salí a su encuentro, una inmensa tristeza me rodeo y de mis ojos salieron torrentes de lagrimas, me senté en un banco de la plaza, me sentía muy sola y un escalofrió, recorrió mi cuerpo una y mil veces.

En ese mismo instante, pasó un Chiquito con su mama, me dijo su nombre, pero no lo puedo recordar, que pena, no lo pude recordad por lo sorprendida que me dejo la actitud del pequeñito ante mi desolación, extendió su pequeña manito y me dio su globo verde y a continuación me decía, no llores mas mi amor (seguramente su mama y su papa le decían así cuando el lloraba).

Agarre el globo muy temblorosa y le di un beso y su mama me extendió un paquetito de pañuelos de  papel. Diciéndome con una muy dulce sonrisa, seca tus lágrimas y se fueron caminando y jugando alegremente.

Me quede sentada, un tiempo, no se si fue mucho o poco, no se cuanto fue, la sorpresa que había recibido, ante la bondad de ese chiquito y su mama, ante una desconocida,

 

Regrese nuevamente a mi casa. Mas aliviada de mi tristeza, fui al libro y menos sorprendida que la primera vez, y al igual que la vez anterior, ya no estaba ni la pluma ni la palabra remarcada.

Busque la tercera pluma y la tercera palabra, esta vez la palabra remarcada era amor,

esto no es para mi, acabo de perderlo, no, no, no voy a salir, estoy demasiado dolida y lastimada, pero…………………….., no se como la pluma salio por la ventana, Salí corriendo para poder agarrarla, en el instante que cruce, persiguiendo la pluma, me vi. sin saber que hacer en la mitad del Parque, la pluma se apoyo en mi mano y la sujete fuertemente y comencé a caminar sin  rumbo fijo.

Pensaba en la tercera palabra. Amor, que podría encontrar del amor, que podría encontrar del amor, engaño, decepción, mentiras.

Que equivocada estaba, vi  a una mama y a un papa jugando con sus hijos, un perrito con la patita enyesada en brazos de su dueño, el cual lo acariciaba.

Entre a tomar un café, sujetando aun la pluma y vi en unas de las mesas, un grupo de ancianos, esto dicho con mucho cariño, con las marcas de la edad en sus caras y manos, hombres y mujeres festejando un cumpleaños, cuánto amor, cuanta alegría, cuanta felicidad, al verme sola y observándolos, se acerca hasta mi mesa uno de ellos y me invita a participar de su festejo, yo muy sorprendida, les pedí disculpas porque los estaba mirando, no, le tengo que agradecer es importante para nosotros, que a alguien todavía le interesemos, venga con nosotros, creo que fue, para mi, una de la mejores tardes de mi vida.

Cuando estaba yendo para mi casa, comencé a pensar que el problema para mi, era  el amor entre el hombre y la mujer, mi mala experiencia me hacia temer volverme a enamorar, era muy reciente, seguramente el tiempo iba a hacer que las heridas cicatricen y vuelva a creer en el amor para siempre.

Volví a agarrar el libro, esta vez la sorpresa fue más grande y muy diferente a las otras dos, desapareció la palabra pero no la pluma.

Quedaba la última Pluma y la ultima Palabra, la cual era Esperanza.

Esperanza…….. , esperanza de que, grite. De lo que había vivido en estos últimos dos meses, engaños, mentiras, falsedades, y no se cuantas cosas malas podría seguir nombrando y llorando, llorando, llorando.

La esperanza para mi, ya no existía.

En  eso tocan el timbre de mi departamento, era un nuevo vecino, nos saludamos y comenzó  a contarme, que recién se había mudado y que no tenia agua, si le podía facilitar un balde con agua, paso y recogió el balde, cuando se estaba por ir, le propuse si quería que cenemos juntos, ya que recién se mudaba y no tenia agua, contesto en forma inmediata ¡me encantaría! Me iba a pedir algo hecho, pero una comida casera es mejor.

A partir de ese momento, comenzó una hermosa amistad, cenábamos casi siempre juntos, pasábamos muchos tiempos juntos, compartiendo largas horas charlando, de largas noches sin poder dormir, compartiendo largas caminatas en tiempos sin fin.

En mi renació la esperanza de un mañana mejor.

Fui al libro y la pluma ya no estaba, pero si seguía remarcada la palabra esperanza.

Y lo mas sorprendente y extraño, que el libro también había desaparecido, quedándome solo, un pedazo de hoja con la palabra esperanza y la  pluma blanca del amor.

 

Alicia Noemí Resnik

 

 

Anuncios

6 Responses to CUATRO PLUMAS BLANCAS

  1. Alicia Lucía Porcile dice:

    Me gustó muchísimo, hace mucho que no recibo nada, me gustaría volver a recibir información de ustedes los saluda Alicia.

  2. ME GUSTO MUCHO TU CUENTO. MUCHA SIMBOLOGIA, Y AMO ESO. MUCHAS GRACIAS TOCAYA.
    ALICIA

  3. susy dice:

    Hace un tiempo atrás , yo también seguí el sendero de las plumas blancas…
    Encontre la belleza de los amigos , la bondad de mucha gente que casi ni conocía, el amor de mi familia y tengo en mi corazón , la pluma mágica de la esperanza con un nuevo amor….
    gracias !!!!
    SU

  4. cecilia dice:

    me gusto mucho la historia de las 4 plumas blancas.
    me parece que a veces el error es no saber ver bien todas las cosas buenas que tenemos a nuestro alrededor.
    siempre pienso ante las dificultades que todo lo que venga puede ser mejor!!!!
    gracias

  5. GRACIELA dice:

    HOLA.
    PARECE QUE HOY NO IBA A PRENDER LA COMPU, ESTOY DOLIDA POR TODAS ESAS PALABRAS QUE NOMBRA EL CUENTO… NO LO SABÍA REALMENTE, PERO AQUÍ ESTOY LEYENDO ESTE HERMOSO CUENTO, QUE ME MANDÓ UNA COMPAÑERA QUE HACE MUCHO TIEMPO NO VEO…
    PERO LLEGÓ…. HOY, A ESTA HORA A MÍ….
    LOS MENSAJES LLEGAN CUANDO UNO HACE LO POSIBLE A ABRIRSE A TODO LO BUENO QUE TE PUEDE OFRECER LA VIDA
    BUSCARÉ LAS PLUMAS QUE NECESITO….
    GRACIAS

  6. Mariel dice:

    Me pareció un cuento precioso el de las 4 plumas.
    Soy una persona positiva por lo tanto me cuesta reconocer que en este momento especial de mi vida estoy frente a una depresión importante a la que estoy tratando de hacerle ¡Oleee! como le hace un torero al toro con su capa.
    Quizás tenga que buscar entre mis libros el que contenga “las cuatro plumas”, tal vez me cueste un poco más o un poco menos pero se que las voy a hallar.
    Gracias por todos los mensajes positivos de Tiempo de Mujer y por la secreta seguridad de que no estoy tan sola como parece. Hermoso cuento. Mariel

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: