COMUNIÓN INTUITIVA

C RISIS comunicacional hay a todo nivel.  Y así como sabemos que  hablar no es sinónimo de comunicarse, tampoco la más estricta racionalidad en el lenguaje garantiza comunicación.

Por el contrario, si bien en ciertos contextos un lenguaje altamente racional aporta orden (análisis, explicación y jerarquías); en otros, produce conversaciones tan estereotipadas y formales que liquida toda eficiencia comunicativa y la posibilidad de un contacto humano personal, directo y franco.

La sobrecarga de racionalidad en la comunicación, propia de la cultura occidental, domina la educación, las reuniones sociales, los discursos, la lectura, los eventos políticos; incluso, las situaciones íntimas e informales.

¿Quién no ha vivido la experiencia de ir a un encuentra que se suponía era para entretenerse y resultó ser lo más aburrido y formal?

En esos momentos la racionalidad resulta contraproducente. Ahí es cuando el lenguaje intuitivo debe constituirse en la mejor vía de comunicación.

La intuición, aquella capacidad de imaginar nuevas conexiones entre las cosas, ir más allá de lo dado, descubrir lo esencial, establecer contextos, existe potencialmente en todas las personas, porque es esencia de la inteligencia humana. Es la vía que da a cada uno validez y legitimidad como persona.

Con intuición es posible hablar de percepciones. Es el lenguaje de las improvisaciones, los pensamientos relámpagos, las conexiones inusuales: No es locura. Es el vuelo alocado de la fantasía que rompe con la simetría, la rigidez, el orden arbitrario de la mente racional.

Opera con códigos instintivos, propone metáforas, imágenes y visiones que provienen de la propia existencia.

Proporciona comunicación directa y uno incomparable penetración síquico. No pierde conexión con los matices, la emoción, la poesía y el trasfondo de lo que se habla.

Como no teme a los aspectos absurdos e irracionales de la naturaleza humana, expresa la forma resbaladiza y ágil del espíritu personal.

Hablar desde la intuición es abrir aquel privilegiado canal expresivo del arte personal que no sólo produce comunicación, sino comunión humana.

Sin duda, va ligado al arte de ser persona.

Patricia Bravo S, psicóloga Grupo ApareSer.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: